Translate

jueves, 12 de septiembre de 2013

Nada sin sentido.

Hoy amanece como cualquier dia. Una sonrisa inunda la belleza del sol. Entre líneas los limites desistían. Quiero ir allí donde el cielo se junte con mi paraíso. Las calles atentaban con mis ojos soñadores. Quiero escaparme allí, al sur. Que cada línea de mis cuantas poesías se fundan en la escucha. Hablamos de paraísos, y preferimos arder en el infierno. Todo se encuentra en un más allá. Lográbamos aceptar un par de juegos. Sonreía en un porque sí. Soñaba fuera del límite. Vivía agarrada en lo imposible. Comentaba mis anécdotas, mis desilusiones, a una muda almohada cada madrugada. Recuerdo que la verguenza me señalaba. Esclava del amor. Huimos de la lluvia, cuando confieso, que es a la única que admiro. Me perdía entre estrofas. Competía con bombas de confeti. Entre las olas soñaba con una elegancia admirable. Y en la arena revolcaba la niñez. En un espejo, demostraba la interpretación. Me comía el mundo con un par de estribillos mal escritos. Mi ridículo ante un escenario no existente. Optaré por el rumbo más complicado. Y ando a estas alturas, viendo como el tiempo come mi vida.